Buscar
Explorar

Mis hijos son mi orgullo

Ser mamá es una labor para la que aparentemente nunca estamos preparadas, pero siempre tenemos mucho amor que ofrecer. Esto hace que criemos a nuestros hijos de la mejor manera posible, cometiendo errores, pero adquiriendo sabiduría de las experiencias disfrutando cada momento de nuestra misión.

Cuando me doy cuenta que mis hijos crecen tan rápido, siento que el tiempo se me va para disfrutarlos al máximo. El mayor ya no tarda en tener que cambiar de ciudad para continuar sus estudios, la menor crece a pasos gigantes y veo como se le van afilando sus facciones y poco a poco deja de ser niña.

Quiero tenerlos bajo mi cuidado el mayor tiempo posible, yo sé que nuestra labor como madres es educarlos para que ellos se valgan por sí mismos, pero que difícil es aprender a soltarlos.

Una de las cosas que quiero para ellos es que sepan ser hermanos, cuidarse y amarse el resto de su vida, que tengan conflictos como todos, pero que siempre logren superarlos con amor.

Me gusta ser ejemplo, así que les inculco valores que van a ayudarlos a salir adelante en cualquier situación que se les presente, que sepan que se tienen el uno al otro independientemente de que cuenten con nosotros como padres, saber que tienes un apoyo incondicional como hermanos, es algo muy valioso.

Es por eso que me enorgullece ser mamá cuando:

  • Mi hijo logra superar sus barreras al socializar, me interesa más eso que sus buenas notas
  • Mi hija supera sus temores al hablar frente a varias personas y no me importa si se equivoca o no
  • Como hermanos se apoyan entre sí aunque sea en la mínima labor
  • Mis hijos están al pendiente de la salud de sus padres
  • Juegan y se divierten sanamente con sus amigos
  • Tenemos salidas familiares y logran una convivencia de respeto con sus mayores
  • Ven por la salud de sus abuelos
  • Ayudan, incluso sin que alguien se los haya pedido
  • Son mi compañía sin sentirse obligados de hacerlo
  • Me apoyan en mis locuras y no cuestionan el porqué

 

Hay aún más razones, las que vivimos en el presente y las que están por venir, los logros que nuestros hijos van superando son tareas logradas para nosotras también. Nunca dejamos de ser madres aunque ellos tomen su propio camino, nosotras vamos estar ahí para ellos el resto de nuestra vida e incluso después.

Ama a tus hijos, siente el #OrgulloDeMamá y juntos superen obstáculos que los harán más fuertes.

More On
Artículo publicado hace 2 años
Más de

Chuy Cruz