Buscar
Explorar

¡Jugá con él desde el primer día!

Mucho se habla de los primeros 1.000 días de un niño, que serán claves para su futuro. La alimentación que reciba en este tiempo (un poco más allá de los dos años) es fundamental para formar su cerebro. Pero hay también otra parte importantísima del desarrollo de un bebé que tiene que ver con otras formas de nutrirlo, de alimentarlo más allá de la leche que tome (de su mamá o de fórmula) o de los alimentos sólidos que empiece a ingerir en el momento que corresponda.

A tu hijo también lo alimentás cuando lo estimulás. La estimulación de un bebé es imprescindible para que pueda crecer y desarrollarse como un niño sano.

Y estimulás a tu bebé todo el tiempo. En cada interacción cotidiana con él, lo estimulás. Cuando lo abrazás, cuando lo acariciás, cuando le cantás, cuando le hablás, cuando le sonreís, cuando lo besás: cada una de esas acciones cotidianas va construyendo un vínculo que será la base de todos los aprendizajes que vendrán luego.

Si bien hasta los dos años tu hijo puede considerarse un bebé, dentro de ese periodo de tiempo hay etapas claramente marcadas en las que va adquiriendo distintas habilidades (por supuesto dentro de la evolución particular de cada niño), y que está muy bien apoyarlo para que las potencie. Y la manera de hacerlo es a través del juego, porque es la forma en que se produce el aprendizaje en este momento de la vida. Aunque te parezca que tu hijo es muy pequeño, hay infinidad de juegos que podés hacer con él, con los que, sin darte cuenta, estará aprendiendo.

Las mamás primerizas debemos confiar en nuestra intuición y dejarnos guiar por ella. Pero también es una buena recomendación informarnos y consultar en sitios seguros con data validada sobre cómo podemos estimular a nuestros niños. Enfabebé —inspirada en la leche materna cuya fórmula impulsa el desarrollo mental, ayuda a reforzar el sistema inmune y favorece la digestión—acaba de lanzar una nueva plataforma (además de su portal Enfamamá) destinada específicamente a ayudar a las madres en esta tarea. Este nuevo portal se llama Estimulación del Bebé y justamente ofrece montones de ideas para poner en práctica en casa, segmentadas por edades. Cada mamá puede personalizar el contenido y hay 100 videos originales de juegos de estimulación diseñados por los expertos del equipo de neurodesarrollo del hospital materno infantil Sardá de la ciudad de Buenos Aires.

Por ejemplo, el juego Miro y sigo es ideal para bebés de un mes, en el que el niño sigue con su mirada a su mamá y a distintos objetos que ella le muestra para favorecer el área cognitiva, al desarrollar la coordinación ocular y promover la comunicación por imitación. O el Hamacando con mamá, para bebés de dos meses, en el que debés armar una hamaca con una sabanita para balancearlo de un lado al otro mientras le sonreís y le hablás, lo que lo ayudará a fortalecer el área de comunicación además del vínculo con vos. También el Atrápame, en el que podés hacer que tu hijo de tres meses busque y trate de atrapar un objeto, para potenciar el área motriz al fortalecer los músculos de la columna y los brazos. ¿Parece increíble que con estos juegos cotidianos un bebé tan pequeño pueda aprender tanto, no? En el sitio encontrarás más opciones para esta etapa y también más a medida que vaya creciendo.

Siempre, no importa la edad que tenga, recordá felicitarlo por sus logros porque tu motivación es esencial. Así él seguirá aprendiendo, y vos disfrutando de la felicidad del tiempo compartido juntos.

Foto: www.estimulaciondelbebe.com.ar

More On
Artículo publicado hace 2 meses
Más de

Adriana Santagati