Buscar
Explorar

¿Cómo enseñar a tu bebé a ser ordenado?

El orden en las cosas, y en la vida, nos ayuda a estar mejor organizados, encontrar todo rápidamente y hasta mejora nuestro humor. ¿A quién no le gusta estar en un espacio limpio y ordenado todo el tiempo? A mí sí, aunque he de admitir que con niños a veces se complica un poco.

Una cosa es segura, si les enseñamos desde pequeñitos, el orden será un hábito que tendrán toda la vida, por lo que es muy importante empezar temprano, desde que son capaces de jugar con los objetos a su alrededor. Según María Montessori, los niños entre un año y medio y tres años están en un período sensible al orden, donde empiezan a conocer y a hacerse un esquema ordenado del mundo en su cerebro, por lo que es el momento a aprovechar para poner mayor énfasis en este tema. Asegura que si los peques desarrollan este hábito a edades tempranas, su capacidad de razonamiento matemático y esquemático será mejor cuando sean mayores.

¿Cómo enseñar el orden?

  • Primero debemos empezar con el ejemplo, una cosa ordenada y limpia invita a los niños a reproducir lo mismo en su propio espacio.
  • Procurar tener pocos objetos. El tener sólo lo necesario nos ayuda a mantener las cosas ordenadas y en su lugar el mayor tiempo posible o, al revés, ordenarlas más rápido después de usarlas.
  • Ser paciente con nuestros hijos al pedirles que recojan sus juguetes o mantengan ordenadas sus pertenencias. A veces tardan mucho en realizar una tarea, pero el que lo hagan por sí mismos es importante para su aprendizaje.

También te propongo algunas actividades y juegos que puedes realizar con ellos para que aprendan a ordenar.

La rotación de juguetes

De vez en cuando, hagan una limpieza de juguetes dejando sólo los necesarios para jugar: recomiendo máximo cinco, el resto pueden ser donados o guardados en una caja para rotarlos con los que se quedaron fuera unas semanas después. Es mejor rotar el stock de juguetes de vez en cuando que tener todos amontonados.

Usar canciones a la hora de recoger

Por ejemplo, la famosa “a guardar, a guardar, cada cosa en su lugar, a guardar, a guardar, todos vamos a ayudar” o alguna otra que inventes con tus hijos y que les recuerde que llegó el momento de ordenar.

Uno tú y uno yo

Este juego consiste en turnarse uno a uno para acomodar los juguetes en su lugar, primero mamá, luego el bebé, después mamá y otra vez el bebé. De esta manera, los mantenemos interesados en la actividad y contribuimos juntos al orden.

Contrarreloj

A algunos niños les gustan las competencias y podemos valernos de eso a la hora de ordenar las cosas. Con cronómetro en mano contamos los minutos que les lleva guardar o les ponemos tiempo límite y medimos cuántas cosas alcanzaron a recoger.

¿Qué te parecen estas ideas para que tus hijos aprendan sobre el orden? ¿Cómo les enseñas a tus peques a ser ordenados? Comparte tu experiencia en los comentarios.

Foto: Getty

More On
Artículo publicado hace 3 meses
Más de

Isis Lugo