Buscar
Explorar

9 juegos para divertirse un día de lluvia

Father and children playing in blanket fort in living room

Las estaciones de otoño y primavera siempre suelen venir acompañadas de muchas lluvias y se complica para los chicos poder jugar al aire libre. Pero no por eso tenemos que aburrirnos o estar todo el día frente a una pantalla. Hay muchos juegos que podemos proponerles, para que la lluvia no se convierta en un impedimento para la diversión. Aquí les comparto algunos que solemos poner en práctica en casa.

  1. El refugio. Este es un clásico que todos en algún momento de nuestra infancia hicimos y que a los chicos les encanta: usando sábanas o colchas y un par de sillas, construimos un refugio o casita para armar nuestra propia aventura. Podemos tener de “invitados” a algunos juguetes para que nos acompañen en la diversión.
  2. Rompecabezas. Cuantas más piezas tenga, más divertido será porque toda la familia puede participar.
  3. Laberinto láser. Para este juego solo necesitamos alguna lana que tengamos en casa y un pasillo. La idea es que armemos un laberinto láser pegando los extremos de las lanas a la pared y en diferentes direcciones. Los chicos tendrán que pasar a través sin tocar ninguna de ellas, al mejor estilo espías en misión.
  4. Juegos de cartas. Tenemos tantas variantes como edades haya en casa: el chinchón, la casita robada, el solitario, el truco, y hasta el pocker para los más grandes. Sólo es cuestión de encontrarle la vuelta.
  5. Bowling. Para este juego no necesariamente tenemos que contar con uno real, sino que utilizando botellas de plástico usadas podemos armar uno propio y en pocos segundos.
  6. La búsqueda del tesoro. Armando pistas que dejaremos por toda la casa, los chicos tendrán que descubrir dónde se encuentran y cuál será el tesoro final.
  7. Dominó. Este juego siempre suele estar en todas las casas, pero hay dos formas de jugarlo: uno es de la manera clásica y la otra, que es para mi gusto la más divertida, armando filas para ver cómo tirando la primera después caen todas las piezas en perfecto orden.
  8. Embocar en el vaso. Es tan sencillo, pero tan divertido, que los chicos querrán jugarlo todo el día. Usando un vaso de boca ancha recostado en una mesa, o en el piso si prefieren, los chicos deberán tratar de embocar una pelotitas pequeñas, pero soplándolas a través de tubos de cartón. El que emboque primero obviamente gana.
  9. Pescando en la bañera. Para los más pequeños este juego será todo un suceso. Sólo tendremos que colocar algunos de los juguetes que usamos para su baño, y con una pequeña red con un palito tendrán que tratar de rescatar uno a uno del agua. Y si llenamos la bañera con espuma, la dificultad de encontrarlos aumentará así que el desafío será aún mayor.

La diversión y los juegos podemos crearlos con elementos en casa y sin tener que recurrir a gastos desorbitantes. Sólo necesitamos un poco de imaginación y muchas ganas de pasarla bien en familia.

Foto: Getty

More On
Artículo publicado hace 5 meses
Más de

Rosario Gerardi