Buscar
Explorar

5 ideas sencillas, ricas y divertidas para la lunchera de los chicos

Empezamos el día al alba, preparando el desayuno, apurando a los chicos para que se vistan y salimos corriendo para no llegar tarde al colegio. De ahí salimos a las apuradas para el trabajo, que queda en la otra punta de la ciudad, sabiendo que tenemos varias reuniones por delante. 

Después de ocho horas ahí buscamos a los chicos nuevamente, para llegar a casa, merendar, hacer la tarea y salir corriendo a sus actividades extra escolares. Volvemos ya casi exhaustas y nos ponemos a preparar la cena mientras nuestros hijos se bañan y, como frutilla del postre, tenemos que pensar en las viandas de nuestros niños para que lleven al otro día.

Esta es la vida de muchas mujeres, incluyendo la mía, que corremos todo el día haciendo mil cosas a la vez. Y entre todas esas cosas, también tenemos que pensar qué les damos de comer a nuestros hijos, buscando siempre soluciones rápidas y ricas a la vez, porque para hacernos las chef gourmet sólo tenemos tiempo los fines de semana (y hasta ahí nomás).

Los hijos no son todos iguales, y nos vemos obligadas a hallar un equilibrio que no muchas veces es fácil. Como es en mi caso, que tengo un hijo que se puede comer hasta las paredes, pero no innova mucho en sabores, y otro que come a regañadientes aunque es más lanzado a probar cosas nuevas.

Para mí la mejor solución a la hora de armar su lunchera son los alimentos sanos y variados, que sé que les gustan a mis hijos, buscando una presentación que los invite a querer comerlos con ganas. Consumir vegetales variados es algo en lo que trato de hacer hincapié en casa, pero a veces me resulta muy fastidioso tener que comprar verduras que me lleven mucho tiempo lavarlas y cortarlas, justamente porque tengo poco tiempo libre. Así que cuando hace poco descubrí las ensaladas Dole, que ya vienen listas para comer, me resultaron una verdadera salvación.

Y como el tiempo es oro para nosotras las madres, les comparto algunas opciones para la lunchera que a mí particularmente me funcionan y que quizás a ustedes también:

  1. Armar comidas con forma de muffin. Usando el molde para horno podemos armar pequeñas tartas de verduras con masa de tarta o empanadas, pasteles de carne, nidos de fideos y hasta pizzas.
  2. En tuppers compartimentados podemos colocar rolls de pollo o verdura, con bastoncitos de zanahoria para que coman con la mano y alguna fruta para el postre.
  3. Milanesas acompañadas con ensaladas Dole que vienen preparadas y listas para consumir, y son una opción rica, saludable y rápida. Podemos también armar caritas en la milanesa con las verduras, por ejemplo poniendo la lechuga como pelo, para que a los chicos les resulte más divertido cuando la coman.
  4. Empanadas con algunos tomates cherry, también para que coman con la mano y alguna gelatina.
  5. Sandwich de fiambre que con un molde podemos “decorarlos” con forma de estrellas, corazón o lo que tengamos en casa.

Es fundamental que en los primero años de vida los chicos se alimenten sano, ya que eso repercute en su salud y su desarrollo. Otra buena idea para nosotras las madres es organizarse y tener anotado de antemano los menús que tenemos pensados para nuestros hijos cada día, así cuando hacemos las compras no tenemos que improvisar.

More On
Artículo publicado hace 1 mes
Más de

Rosario Gerardi