Buscar
Explorar

4 actividades para estimular a tu hijo si no quieres llevarlo al kinder

D, RPL, Mutter mit 2 Kindern im Garten, mit Hängematte, lesen, klettern

Algunas mamás me han preguntado si es necesario llevar a los pequeños a la escuelita cuando son menores de 4 años. Hablando pedagógicamente y como mamá, la respuesta es no. No es necesario, y tampoco les afecta mucho si están en un ambiente enriquecedor y estimulante.

La decisión de llevarlos a la escuela depende de cada familia. Lo importante es saber que los pequeños necesitan desarrollar habilidades y valores a esa edad, vayan al kinder o no. Así que si tú has decidido tener a tu hijo en casa el mayor tiempo posible, te voy a recomendar algunas actividades para que desarrolle su máximo potencial.

Experimentos caseros

Los experimentos son muy divertidos para los niños y les enseñan principios de ciencia que no podrían aprender de otra manera. Podrían hacer slime o plastilina casera, una brújula con un corcho, aguja e imán o un arcoíris con dulces de colores. Busca experimentos en YouTube y encontrarás muchas opciones para realizar con tu pequeño.

Cuidar una planta o pequeño huerto

El aprender a cuidar de un ser vivo le va a traer muchas enseñanzas que difícilmente se pueden aprender de otra forma. Te recomiendo tener diversas plantas aromáticas o de jardín en casa y pedirle a tu hijo que ayude a regarlas, ponerles abono o quitarles las hojas secas. Incluso, pueden sembrar un pequeño huerto de vegetales donde aprenderá el ciclo de vida de las plantas y cómo es que se forman las verduras que come.

Bailar

Bailar siguiendo unos pasos establecidos ayuda a los pequeños a desarrollar habilidades de atención, motricidad gruesa y seguimiento de instrucciones. Hay muchos videos en Internet donde pueden seguir coreografías de sus canciones favoritas o si quieres explotar al máximo la creatividad, pueden inventar sus propios pasos y grabarlos en video para después seguirlos como si fuera un videojuego.

Llevar un diario

Aunque sean pequeños, el llevar un registro de las cosas que van haciendo día a día les ayuda mucho a tener una mejor noción temporal (hoy, ayer, mañana), además de desarrollar habilidades previas a la escritura, la ubicación espacial y la motricidad fina. Elijan un cuaderno bonito y, al final de la jornada, pídele a tu pequeño que represente como él quiera (con dibujos, garabatos o letras) su parte favorita del día. Pongan la fecha juntos y pronto tendrán un registro de todas las actividades divertidas que han realizado.

¿Qué te han parecido estas actividades? ¿Haces algo de esto en casa?

Foto: Getty

More On
Artículo publicado hace 4 meses
Más de

Isis Lugo