Buscar
Explorar

3 formas en las que tus hijos amarán la lectura

Desde que recuerdo, me ha gustado muchísimo leer y considero que el amor por los libros es algo que me ha facilitado la vida, pues al haber desarrollado el hábito por la lectura desde muy pequeña he podido comprender fácilmente gran variedad de textos y, entre muchas cosas, enriquecido mi vocabulario.

Como maestra, he sido testigo que a la gran mayoría de los niños no les gusta leer. Si les preguntamos ¿por qué? Responden que es algo aburrido, tedioso y sin sentido, ¡Cuando realmente no es así!

Si tu hijo tiene ese problema, es hora de tomar cartas en el asunto, pues el tener habilidades de lectura ayuda a los niños a abrir su mente a nuevas posibilidades, nuevas palabras y conocimientos. En México cada persona lee en promedio medio libro al año, eso podría explicar por qué solo ocho de cada 100 mexicanos terminan sus estudios universitarios.

A continuación comparto contigo tres cosas que puedes hacer para que tus hijos adquieran el hábito de la lectura a lo largo de su vida:

Dales el ejemplo

No puedes enseñar a cocinar a alguien si nunca lo has hecho, así que si quieres que tu hijo sea un asiduo lector tendrás que empezar por ti misma. Lee con él cuentos, el periódico o alguna revista. Si te agradan las historias puedes leer una novela o un recuento histórico. Si tus niños te ven leer repetidas veces, tarde o temprano se interesarán por hacer lo mismo.

Ten al alcance material de lectura

Es muy importante, si deseas que tus hijos lean, que tengas a la mano algunos libros para que ellos puedan hacerlo cuando quieran. No tienes que gastar mucho para tener material de lectura, cualquier cosa es buena para empezar: revistas, periódicos, catálogos, cuentos cortos, libros de texto o incluso cómics. Verifica que lo que recopiles sea llamativo para los niños, con temas de animales, plantas o experimentos.

Ayúdalo a tener menos tiempo de televisión, para que pueda dedicar algunos minutos a la lectura por placer.

Lean juntos

Cuando iba en la primaria, tuve un maestro con el que todos los días leíamos juntos, él empezaba leyendo una historia y nos dejaba que alternáramos los personajes con él o incluso paraba de leer cuando el cuento se ponía interesante y nos pedía a uno de nosotros que continuáramos. Poco a poco esa actividad se convirtió en la parte más divertida del día. Te aseguro que si realizas estas cosas tu hijo desarrollará el hábito de la lectura. Recuerda que la constancia es lo más importante en este tipo de retos.

No te des por vencida si tu esfuerzo no rinde frutos pronto, es todo un proceso que debe hacerse con mucho amor, sin imponer nada. Deja que elija lo que le interese leer y pon énfasis en los textos que se tienen que leer obligatoriamente en la escuela.

Cuéntame en un comentario ¿Qué has hecho para que a tus hijos les guste leer?

More On
Artículo publicado hace 4 años
Más de

Isis Lugo