Buscar
Explorar

10 motivos que estresan a toda madre de un recién nacido

Cuando uno vuelve con el recién nacido en brazos a la casa, con una sonrisa de oreja a oreja al mirar a esta maravillosa mini persona que tenemos, también vamos pensando en cómo será esta nueva vida que tendremos con él: mucho por descubrir, mucho por entender, mucho por entregar.

Hay ciertas cosas que muchas mamás tenemos en común en este proceso y que, cuando las pensamos, nos estresamos un poquito más porque ¡no es fácil acordarse de todo ni estar bien el 100% del tiempo!

Aquí va el top 10:

  • Cuando escuchas el llanto en la noche, después de haber estado todo el día despierta y de haberlo hecho dormir 2 horas seguidas. La gran pregunta es… ¿a qué hora duermo yo?
  • Tratar de salir de la casa sin olvidar nada (por suerte ahora tenemos un manual).
  • Salir unos minutos a comprar leche y pañales. ¿Cuándo esto se convirtió en un lujo?
  • Pensar en qué hacer para evitarle los celos al hermano mayor.
  • Para las que vivimos en ciudades contaminadas, ver cómo se acerca el invierno e implorar a todos los cielos que por favor no se enferme.
  • Cuando se acerca el verano y sus 30 y tantos grados, pensamos en qué haremos para que duerma bien, sin llantos por el calor y sin un posible resfrío por el aire acondicionado.
  • ¡No queda comida y tiene hambre!
  • Ir al doctor y saber que no hiciste lo que te dijo que tenías que hacer… como darle una vitamina.
  • Cuando se enferma y uno se convierte en un zombie. De amor, pero un zombie al fin y al cabo.
  • Cuando vienen otros niños a tu casa, y la mamá no te dijo que estaban enfermos. Te enteras ahí cuando ves que no se han sonado o tienen tos de perro. 

Todo esto me estresa, pero luego lo converso con mis amigas y veo que a todas les pasa lo mismo con estos temas. Así que me despreocupo, porque me doy cuenta de que somos varias las estresadas simpáticas.

Foto: FreeImages

More On
Artículo publicado hace 11 meses
Más de

Javi Belmar