Buscar
Explorar

Lo que más me sorprende de la hermandad que hay entre mis hijas

En Chile hay una frase para explicar una felicidad mezclada con idolatría y orgullo: chochera.

Digamos que soy una mamá chocha que goza viendo cómo sus dos hijas, a pesar de la diferencia de edad de cuatro años, se quieren tanto y comparten sus momentos.

Esta chochera me ha llevado a analizar de bastante cerca la situación, concluyendo que:

  • No puedo vivir sin ellas.
  • Si tuviera una hermana quisiera que fuera alguna de ellas dos.
  • Al verlas me dan ganas de tener más hijos, pero al primer llanto largo que escucho –más de cinco minutos- se me pasa.

¿Qué es lo que más me gusta de esta hermandad?

  • Que se acompañan conversando y jugando, a pesar de la diferencia de edad.
  • Cuando hay silencio… ¡me asusto! Porque todos sabemos lo que pasa cuando hay niños en silencio. Pero las voy a ver y están las dos abrazadas jugando o viendo alguna película.
  • Que les encanta bañarse juntas, es como si estuviesen en un parque de diversiones –aunque la que termina más mojada soy siempre yo.
  • La mayor espera que sea la hora de comida de la menor para estar acompañadas.
  • En el auto, la mayor es la que va cuidando a la menor y entreteniéndola. De hecho cuando voy sin la mayor… ¡la extraño tanto!
  • Me sorprende toda la ayuda que ha sido la mayor. Es increíble cómo tiene presente ser buena hermana y ayudar a la mamá en el camino.

Supongo que no soy la única que piensa así de sus hijos, ¿cierto? ¿Qué es lo que más les gusta de la hermandad que tienen los suyos?

More On
Artículo publicado hace 9 meses
Más de

Javi Belmar