Buscar
Explorar

¿Es necesario desmaquillarse?

Imagina un día normal: sales del trabajo y llegas a casa después de horas en el tráfico: tus pequeños ya te están esperando para hacer la tarea y comer; tu esposo llega y deben hacer arreglos para el día siguiente. Con tanta actividad, terminas cansada y prefieres acostarte a dormir sin desmaquillarte, ¿te suena conocido?

Una de las rutinas básicas para tener una piel sana y libre de imperfecciones es desmaquillarse diariamente, sin importar qué productos hayas utilizado. Con ello no sólo garantizas que las espinillas y barritos hagan su aparición, también te ayuda a eliminar el daño que ocasiona la contaminación, combatir los radicales libres y dejar tu piel con un brillo natural y los poros limpios.

Para lograr esto, es importante que sin importar qué tan cansada estés dediques los últimos minutos de tu día a una limpieza real y profunda que permita que tu piel descanse y se regenere de los daños ambientales a los que se enfrenta todos los días. Para ello te presentamos a los aliados nocturnos de tu piel.

Toallas desmaquillantes. Si no tienes tiempo o no acostumbras maquillarte con muchos productos esta es una buena opción para ti: son toallas húmedas con agentes especiales que limpian sin resecar y eliminan cualquier impureza. Algunas tienen agentes aclarantes, otras tienen beneficios antiarrugas y otras son astringentes: te sugerimos que elijas las que mejor complementen tu crema.

Gel de limpieza. Ideal para pieles mixtas, deja la piel fresca y limpia sin utilizar jabón ni resecar. Se utiliza sobre la piel húmeda y genera espuma de textura ligera que elimina las impurezas y la contaminación acumulada en tu piel durante todo el día. Recuerda enjuagar con abundante agua para no dejar residuos en tu rostro.

Crema desmaquillante. Excelentes para pieles secas o normales porque hidratan y limpian al mismo tiempo; algunas tienen ingredientes aclarantes o tonificantes que actúan aún después de aplicadas. Elige aquellas que tienen antioxidantes para proteger tu piel de los radicales libres y retrasar la aparición de líneas de expresión.

Desmaquillante bifásico. Es perfecto para eliminar cualquier rastro de pintura resistente al agua: su mezcla está hecha a base de aceite ligero y un agente purificador que retira cualquier impureza de tu piel. Es tan suave que puede ser utilizado diariamente en tus ojos y labios sin problema. Para usarlo correctamente sólo necesitas humedecer un disco desmaquillante con el producto y colocarlo sobre los ojos por un minuto; luego desliza el disco por el párpado en un movimiento  fluido pero suave.

Crema nocturna. Su objetivo es hidratar y preparar tu piel para el descanso y la regeneración celular que sucede durante la noche. Sin importar cuál sea tu rutina de limpieza, es importante que utilices un hidratante al terminar: así te asegurarás de combatir la resequedad y prevenir los signos de la edad de forma intensiva. Prefiere las que están elaboradas con agentes antioxidantes para tener más protección contra los radicales libres.

¿Cuál es tu rutina de limpieza nocturna? Cuéntanos cómo te ayuda a mantener bella tu piel.

More On
Artículo publicado hace 4 años
Más de

Editores Babble