Buscar
Explorar

La razón científica por la que cargamos a nuestro bebé sobre la cadera izquierda

¿Has desarrollado “bíceps de bebé”? Si tienes un pequeño en casa, probablemente sabes de qué se trata. Cuando lo cargamos en brazos, solemos sostenerlo siempre sobre el mismo lado de nuestro cuerpo, y por lo tanto nuestros músculos se desarrollan más de ese costado.

¿Sabías que hay una explicación científica detrás de esa tendencia? Según investigaciones sobre el tema, entre el 70 y el 85% de las mujeres sostienen a sus bebés sobre el lado izquierdo. Podrás pensar que responde al hecho de que la mayoría de las personas son diestras, pero incluso las madres zurdas sostienen a sus niños sobre el lado izquierdo.

Un estudio reciente sugiere que el motivo está relacionado con el funcionamiento del cerebro. Nuestro lado izquierdo envía señales al lado derecho del cerebro, que es el responsable de tareas como la lectura de pautas sociales, la atención dirigida y la construcción de relaciones.

El lado derecho del cerebro recibe señales desde el lado izquierdo de nuestros campos visuales y auditivos, buscando pistas del entorno, escaneando rostros y traduciendo esas pistas en mensajes. Al mantener un ojo y un oído en nuestro bebé desde la izquierda, el lado derecho del cerebro hace mejor su trabajo, evaluando constantemente si nuestros niños están bien o si necesitan algo de nuestra parte, al mismo tiempo que construimos un vínculo con ellos mientras hacemos otras tareas.

Básicamente, el lado derecho del cerebro está mejor preparado para cuidar niños y necesita del lado izquierdo de tu visión para decirle qué debe hacer.

Increíble, ¿no?

La razón científica por la que cargamos a nuestro bebé sobre la cadera izquierda

Al observar más de 300 niños en desarrollo, junto con otros mamíferos, los investigadores descubrieron que muchas madres y cuidadoras tienden a cargar a los niños pequeños sobre el lado izquierdo.

Además, observaron lo que ocurría cuando un pequeño se acercaba a su madre, para ver si lo hacía por el lado izquierdo o derecho. Con mayor frecuencia, comprobaron que los niños prefieren acercarse a sus cuidadoras sobre el lado izquierdo. Curiosamente, un estudio anterior con animales había demostrado que la “regla del lado izquierdo-lado fuerte” no se aplicaba a machos tanto como a hembras, sugiriendo que el lado derecho está programado para otras tareas de supervivencia, en lugar del cuidado del pequeño.

Sin embargo, otra investigación comprobó que, si bien los machos no mostraban preferencia por el lado izquierdo al sostener niños que no fueran propios, al convertirse en padres sí exhibían una tendencia significativa a sostener a sus hijos sobre ese lado.

Estudios anteriores también sugieren que hay otros factores que entran en juego en esta preferencia, como la cercanía con el latido del corazón materno, que calma al bebé y regula su propio ritmo cardíaco. Además, en el caso de los animales, le permite a la cría mover su cabeza con más comodidad y evitar la asfixia, mientras su madre escapa de un depredador. Los “sostenedores del lado izquierdo” también demostraron tener una mejor relación con sus padres, al tiempo que los “sostenedores del lado derecho” aseguraron haber tenido mayor ansiedad respecto del embarazo, el parto y la paternidad.

Por otro lado, también es curioso observar que, al sostener un bebé del lado izquierdo, su oído derecho está más cerca de tu boca, absorbiendo todo lo que tú dices a lo largo del día. Después de todo, es el lado izquierdo del cerebro el que procesa el desarrollo y otras funciones del lenguaje. Como éste recibe las señales de forma cruzada, el lado derecho del bebé las envía hacia el izquierdo. ¿El resultado? Ganancia pura para madre e hijo.

 

Artículo original: https://www.babble.com/parenting/caregiving-left-side-bias/

More On
Artículo publicado hace 9 meses
Más de

Disney Baby