Buscar
Explorar

Cómo robar 5 minutos para ti

Close up of a woman stretching in her bed

No hay duda: adoras tu rol de mamá. Tus hijos son la bendición más grande y disfrutas al máximo del tiempo dedicado a ellos, pero todas necesitamos un recreo. Las tareas maternales suelen ser cansadoras y, con un pequeño descanso aquí y allá, seguramente puedas cumplirlas mejor aún.

Claro, encontrar esos cinco minutos para ti en medio de la jornada no es nada fácil, pero tampoco es imposible. Sólo es cuestión de anticiparse, contar con algunos recursos y comprometerte con la misión. Aquí, algunas sugerencias para lograrlo.

Descansa cuando ellos descansan

Si tienes un bebé y lo acuestas para una siesta, ¡recuéstate también! Sí, hay platos por lavar y cenas para preparar, pero todo puede esperar. Aunque sólo sea por cinco minutos, verás lo reparador que es.

Recibe un “masaje motorizado”

Si a tu pequeño le gusta jugar con autitos y camiones, recuéstate boca abajo en el suelo y deja que los haga rodar sobre tu espalda. Él se divertirá muchísimo y tú recibirás un masaje muy merecido.

Despierta antes que ellos

La tentación de permanecer en la cama es inmensa, pero te sorprenderías al comprobar cuán útil puede ser ese rato extra al comienzo de la jornada. Podrás quitarte el pijama sin correr y preparar un delicioso café en medio de una casa silenciosa. Además, no te despertarás con el llanto desesperado de tu bebé. Suena maravilloso, ¿no?

Lleva a tu bebé a cuestas

Invierte en una buena mochila porta-bebés y cuélgalo frente a ti para barrer, limpiar e incluso hacer ejercicio. ¿Y el bonus? ¡A los bebés les encanta hace siestas allí!

Agenda una ducha

A la hora de planificar tu día, suma tu propio baño a la agenda. Las madres tenemos un talento especial para organizar todas las actividades minuto a minuto, así que aprovecha esa habilidad. Pídele a tu pareja que cuide a los pequeños entre 7 y 7:20, por ejemplo. Si sumas ese momento al cronograma, es más probable que lo cumplas.

Levanta los pies

Cuando tus pequeños estén en la tina, acerca una silla, coloca tus pies sobre el borde y pídeles que te los laven con mucha espuma. Ellos se divertirán y tú disfrutarás de un “spa de pies” improvisado.

Consigue un columpio para bebés

¡Bien vale la inversión! Los bebés adoran los columpios. No sólo son perfectos para entretenerlos, sino que funcionan como una gran mecedora para conciliar el sueño. Mientras tanto, tienes las manos libres para ocuparte de las otras tareas pendientes.

Ejercita

Suena imposible, pero no lo es. En medio de la rutina, dedica algunos minutos del día a hacer ejercicio con metas alcanzables. Mientras lavas los platos, por ejemplo, detente durante un minuto y haz algunas sentadillas. Más tarde, cuando los pequeños duermen la siesta, haz flexiones durante otro minuto. Registra la actividad por escrito y comprueba cuántos minutos de ejercicio puedes hacer por día.

¿Inspirada? ¡Pon en práctica estas ideas y verás cómo cambia tu día!

Artículo original: https://www.disneybaby.com/blog/steal-five-minutes/

 

Artículo publicado hace 2 meses
Más de

Disney Baby