Buscar
Explorar

Berrinches: 10 formas de mantener la calma

Los niños pequeños son adorables y no hay duda de que, como padres, disfrutamos al máximo de esa etapa, pero… ¿qué hay de los berrinches? Lamentablemente, también son parte del paquete.

Cuando ellos expresan su frustración a través de conductas caprichosas, no es fácil conservar la calma. Por suerte, con el tiempo, aprendemos a controlar nuestros nervios y ayudarlos a tranquilizarse.

Si estás atravesando una etapa de berrinches y necesitas socorro, estos consejos serán más que útiles.

  1. Conoce los desencadenantes. A veces, saber qué dispara los caprichos (y, consecuentemente, tu enojo) es de gran ayuda. Por ejemplo, si llevas a tu pequeño al supermercado cerca de la hora de su siesta, la probabilidad de que haya un berrinche aumenta dramáticamente. Evita esas situaciones.
  2. Respira profundamente. Suena demasiado sencillo, pero realmente ayuda. Cuando sientas que la frustración se apodera de ti, detente un segundo, cierra los ojos y respira. No sólo te servirá para calmarte, sino que el ritual despertará tanta curiosidad en tu pequeño que hasta tal vez deje de hacer su berrinche.
  3. Un descanso. A veces, el mejor recurso es abandonar el ring de boxeo y que cada uno vaya a su rincón. Es probable que tu hijo sienta la misma frustración que tú, y un descanso será reparador para ambos. Deja que tu pequeño recupere la calma con un libro o un juguete, mientras tú haces lo mismo en otra parte de la casa.
  4. Cambia el escenarioMuchos berrinches surgen cuando hemos estado encerrados en casa durante muchos días. Un cambio de aire puede ser todo lo que necesitan para evitarlos. Un paseo por el parque, una visita al zoológico, una caminata con helado… ¡Todo vale!
  5. Usa un mantra. Suena cómico, pero funciona. La próxima vez que tu pequeño se arroje al suelo gritando y llorando, respira hondo y repite: “Sólo ha estado en esta Tierra por tres años”. Así lograrás comprender mejor su comportamiento. Nuestros hijos son pequeños aún y están aprendiendo a lidiar con sus sentimientos.
  6. Habla con tu hijo. Conversa con tu pequeño acerca de los sentimientos. Cuando haga un berrinche, pregúntale por qué se siente frustrado y ofrece tu ayuda. Claro, a veces funcionará y otras, no tanto. Después de todo, sabemos que aún está aprendiendo a hablar con fluidez, pero poco a poco irá lográndolo. De la misma manera, cuéntale cómo te sientes tú. Al ponerlo en palabras, aprendemos a manejarlo mejor.
  7. Usa un títere. En medio de un berrinche, es probable que tu pequeño no quiera escucharte, pero tal vez escuche a un títere. Te sorprenderás al ver cómo cambia su actitud frente a un recurso tan sencillo.
  8. Busca apoyo en una amiga. Cuando te sientas frustrada, llama a una amiga y cuéntale lo sucedido. Hablar es sanador.
  9. Escoge las batallas. No vale la pena enfrentar a tu pequeño por todo. Muchas veces verás que esa discusión acalorada por el horario del baño no merecía tanta energía. Claro, hay comportamientos que no son aceptables (especialmente los que ponen en riesgo la seguridad de tu pequeño), pero hay otros que realmente no son tan perjudiciales.
  10. Pide ayudaPor último, es importante saber pedir rescate. Cuando tengas uno de esos días en que estás al límite de tu paciencia, busca una niñera o coordina con tu pareja para salir con amigas o simplemente pasear a solas. Eso te permitirá mantener la salud mental y dar lo mejor de ti como madre. ¡Te lo mereces!



Artículo original: https://www.disneybaby.com/blog/10-tips-for-keeping-your-cool-during-toddler-tantrums/

More On
Artículo publicado hace 4 meses
Más de

Disney Baby