Buscar
Explorar

Agradecer las cosas pequeñas

Todos deberíamos llevar un registro de aquellas pequeñas cosas cotidianas por las que estamos agradecidos: una tarde de lluvia, el aroma de un ramo de flores fresco, la risa de un hijo, una noche de buen descanso… En medio de las infinitas tareas domésticas, el trabajo y las corridas cotidianas, es importante disfrutar de las alegrías que nos regala la vida. De eso se trata todo esto, ¿no?

Estas son 10 “cosas pequeñas” que nos dan inmensas alegrías.

  1. Hermanos. Si tienes la suerte de tener más de un hijo, sabes lo mágicos que son esos momentos en que comparten un abrazo, un juego o una siesta. ¿Acaso hay algo más bello que ser testigo del poderoso amor de los hermanos?
  2. Abrazos. Esos que sientes hasta la punta de los pies. Los que te aplastan y te dejan sin aire. Los que recibes de brazos pequeños que se enroscan en tu cuello y no te sueltan más.
  3. Naturaleza. Cuando tienes niños, redescubres el encanto de una rana que salta o un charco para chapotear. Con ellos, la naturaleza se disfruta al máximo porque cada rincón esconde una oportunidad de juego.
  4. Manos pequeñas. Entran perfectamente en la palma de tu mano. Cada dedo es mágico, cada línea es exquisita. ¿Y la suavidad? Incomparable.
  5. Papás. No hay nada como el amor de papá. Sus juegos son únicos y protege a sus hijos como nadie. Y debajo de esa coraza se esconde un gran oso de peluche tierno y suave.
  6. Libros. Nos transportan a reinos de cuentos de hadas y bosques mágicos. Cada página compartida con nuestros pequeños es un viaje de ensueño.
  7. Mucho estilo. Los niños tienen un sentido de la moda que merece ser aplaudido porque expresa su creatividad y diversión sin pudor. Verlos luciendo sus propias combinaciones de ropa y accesorios es un regalo cotidiano que nos arranca grandes sonrisas.
  8. Amigos. Ya desde pequeños, nuestros hijos descubren el tesoro de la amistad. Adoran y cuidan a sus amigos porque saben que son uno de los regalos más valiosos que nos da la vida.
  9. Fiestas de té. Esos momentos compartidos con tus hijos son perfectos porque incluyen disfraces, conversaciones especiales y bocadillos deliciosos. ¡Y si son “de mentira” es mejor porque puedes comer todos los que desees!
  10. Mascotas. Ver a tus hijos compartiendo tanto amor con animales es mágico. Juegan incansablemente y aprenden a cuidarlos con compromiso y dedicación. ¡Las mascotas son maravillosas!

Artículo original: https://www.disneybaby.com/blog/giving-thanks-for-the-little-things-magical-moments-priceless-memories/

More On
Artículo publicado hace 3 meses
Más de

Disney Baby