Buscar
Explorar

8 verdades sobre ser padres

Shot of a young couple watching their infant daughter play

En algún momento, todos escuchamos los consejos: “duerme cuando el bebé duerma”, “toma muchas fotos”, “disfrútalo mientras dure”, “¡el tiempo pasa muy rápido”…

Además, nos han dicho qué esperar: falta de descanso, conexión instintiva, falta de descanso…

Y es cierto: ¡el tiempo pasa muy rápido!

La verdad es que la experiencia de la maternidad no es igual para todos. Hay muchos eventos transcurridos en esos primeros doce meses que dependen de factores tan variados como el temperamento del bebé, tu estilo de vida, tus hormonas, tu filosofía de crianza y más. Sin embargo, hay algunas verdades universales que nos involucran a todos.

Aquí, ocho de ellas que llegan con la flamante paternidad:

  1. Popó. A partir del nacimiento de tu hijo, todo en tu vida gira en torno a las deposiciones del pequeño: el color, la consistencia, la frecuencia, la cantidad… Consumirá tus días de tal manera que te encontrarás compartiendo la información en eventos y redes sociales. Resiste el impulso.
  2. Pipí. Los padres de varones recién nacidos saben de qué se trata esto. Puedes tomar algunas precauciones, pero al final del día, en algún momento serás el blanco de ese chorrito de orina con un alcance sorprendente.
  3. De un día para otro, todo se vuelve más impactante. Desde un acontecimiento barrial hasta una tragedia internacional, todo te afectará más. Tu sensibilidad estará a flor de piel. Tus prioridades han cambiado para siempre.
  4. Nada despierta más rápido a un bebé que el acto de sentarse a la mesa para cenar.
  5. Nada acelera las ganas de hacer popó de tu bebé como el click del cinturón de seguridad en la silla del auto.
  6. Ahora es socialmente aceptable hablar en voz alta entre las góndolas del supermercado, incluso cuando tu pequeño aún ni siquiera balbucea. La sensación es muy liberadora.
  7. Todos los padres se sienten juzgados tarde o temprano – por la lactancia prolongada, por no amamantar lo suficiente y regresar al trabajo, por dejar de trabajar, por ser demasiado grande, por ser demasiado joven… A medida que ganas confianza en tus decisiones de crianza, notarás menos (y te importará menos) lo que los demás opinan. Dicho esto, es cierto que la paternidad está plagada de inseguridades – y eso es universal.
  8. No hay nada – nada – más dulce que el sonido de un bebé durmiendo plácidamente sobre tu pecho. Y sí, lo echarás de menos porque, sí, el tiempo pasa muy rápido.

Artículo original: https://www.disneybaby.com/blog/10-truths-of-new-parenthood-2/

Artículo publicado hace 1 mes
Más de

Disney Baby