Buscar
Explorar

4 motivos para disfrutar con tu bebé en verano

Si tu fecha probable de parto es durante los meses de verano, tienes mucho por agradecer. Es cierto: llevar una panza de ocho o nueve meses con altas temperaturas no es lo más cómodo del mundo, pero una vez que nace tu bebé, nada mejor que atravesar esas primeras semanas lejos del frío.

¿Te imaginas por qué? Aquí, cuatro grandes motivos.

1. Pueden disfrutar del tiempo al aire libre

Toda madre que haya tenido un recién nacido sabe que – por momentos – se hace muy necesario salir de casa. Si bien es maravilloso compartir tardes de mimos y arrumacos con tu bebé, poder salir y disfrutar del aire fresco también es una bendición. Ya sea con tu pequeño en un carrito o en una mochila que lo transporta sobre tu pecho, el verano te da la oportunidad perfecta para compartir caminatas o tardes de picnic. Además, los preparativos para la salida se hacen mucho más fáciles cuando no tienes que abrigarlo tanto.

2. No es temporada de resfríos y gripes

¡Eso hace una GRAN diferencia! Los meses de invierno atraen muchos virus, y cuando hay hermanos mayores en casa, el riesgo de contagio es todavía mayor. Si bien durante el verano también se propagan enfermedades, sucede con mucha menos frecuencia, y puedes relajarte más.

3. ¡Puedes celebrar puertas afuera!

Si bien todavía no es momento de pensar en el festejo del primer cumpleaños, el verano es ideal para organizar todos tus eventos al aire libre, y tu pequeño puede ser parte de la fiesta sin que tengas que preocuparte por las corrientes de aire helado ni las bajas temperaturas.

4. Ropa de verano

La ropa de esta temporada es verdaderamente preciosa, especialmente si tienes una niña. Vestidos, enteritos cortos, trajes de baño… ¡todas las opciones son bonitas! Y encima esas piernitas suaves y adorables quedan al aire libre. ¡Irresistible!

More On
Artículo publicado hace 6 meses
Más de

Disney Baby