Buscar
Explorar

10 reglas para las visitas a recién nacidos

Lifestyle shot in real location, Spain.

Si has dado a luz recientemente, seguramente pronto comenzarás a recibir visitas de amigos y parientes que quieren conocer – y sostener – al integrante de la familia. En esta etapa, tal vez te sorprenderá saber que hay mucha gente que no conoce los cuidados básicos que hay que tener al entrar en contacto con un recién nacido, ya sea en la clínica o en tu casa.

Con eso en mente, compartimos una lista de diez reglas que todos deberían conocer antes de visitarte. Puedes imprimirla y pegarla en la puerta de entrada, o simplemente compartirla con tu gente por aquí. Es importante respetarla, tanto por tu salud y bienestar como por los de tu bebé.

  1. Lavarse las manos y colocarse alcohol en gel antes de tocar o sostener el bebé. En esos primeros días posteriores al nacimiento, verás que muchos quieren tener en brazos al pequeño… incluso personas no tan conocidas que acompañan a tus amigos o familiares. Si accedes, asegúrate de que sus manos estén perfectamente desinfectadas antes de hacerlo.
  2. No usar perfumes fuertes. Como todavía no sabes si tu pequeño es alérgico a ciertas sustancias, es mejor que los visitantes eviten las fragancias potentes al acercarse al bebé. Además, tu estado de post-parto puede tenerte algo nauseosa, así que cualquier aroma puede provocarte un malestar.
  3. Evitar los flashes. Al tomar fotos, es importante que no utilicen el flash. ¡Los ojos de los recién nacidos son muy sensibles! A su vez, es conveniente pedir permiso antes de retratar al pequeño y su mamá. Después de todo, tenemos derecho a decidir si queremos que otros publiquen esas imágenes en las redes sociales.
  4. Ingresar en silencio. Al entrar a la habitación donde tú te encuentras con el bebé, es importantísimo que lo hagan en sumo silencio. Es altamente probable que tu pequeño esté durmiendo, y por lo tanto, tú también. Si ese es el caso, lo mejor es que regresen más tarde.
  5. Posponer la visita en caso de resfriado, gripa u otros virus. Quienes presenten síntomas de alguna enfermedad o haya cursado un virus durante las dos semanas anteriores, deben posponer la visita a un recién nacido. El sistema inmunológico del bebé todavía no está preparado para resistir esos embates.
  6. Ser breve. La madre, el padre y el recién nacido suelen estar muy cansados en los días posteriores al nacimiento, así que no se recomienda extender las visitas más allá de la media hora. Más adelante habrá tiempo para conversar e interactuar con el bebé prolongadamente.
  7. Respetar el momento de lactancia. Si dices que es momento de amamantar al bebé, conviene que las visitas se retiren de la habitación para que tú y tu pequeño tengan su intimidad. La rutina de lactancia requiere de adaptación, así que mejor evitarte un estrés adicional.
  8. Evitar acompañantes pequeños. Los niños son adorables, pero suelen ser inquietos y ruidosos. Ellos pueden conocer al bebé más adelante.
  9. Evitar los consejos no solicitados. La experiencia de otras madres es valiosa y merece ser escuchada, pero no necesariamente deseas recibirla en esos días posteriores al nacimiento. ¡El cansancio y la adaptación a la llegada del bebé ya te mantienen lo suficientemente ocupada!
  10. Evitar los relatos truculentos. Por último, ninguna madre de recién nacido necesita escuchar historias trágicas de muerte súbita, ictericia y más. La montaña rusa hormonal todavía está en plena acción y lo último que deberían querer los invitados es que irrumpas en llanto una vez más.

¿Estás de acuerdo con estas reglas? Sin duda, ¡te ahorrarán más de un mal momento en esos días tan especiales!

Artículo original: https://www.disneybaby.com/blog/10-house-rules-visiting-newborn/

More On
Artículo publicado hace 8 meses
Más de

Disney Baby