Buscar
Explorar

10 lecciones de vida de Buscando a Nemo

Es posible afirmar que el clásico de Disney-Pixar Buscando a Nemo es una de las películas favoritas de muchas familias alrededor del mundo. Con una historia conmovedora y una belleza visual única, sigue siendo la elegida por espectadores de todas las edades, pero su impacto va más allá de eso: la trama encierra algunas de las lecciones de vida más profundas que se pueden encontrar en películas infantiles. Estas son diez de ellas que vale la pena recordar y compartir con nuestros hijos:

  1. Escuchen a sus padres. Ellos sólo velan por su seguridad. Estamos de acuerdo: Marlín transita la delgada frontera entre padre amoroso y padre sobreprotector, pero tiene sus motivos. Cuando los padres advertimos a nuestros hijos sobre aquello que no queremos que hagan, les estamos recordando que deseamos que estén seguros y saludables. Pequeños, escúchennos. No queremos que los barcos gigantes de la vida se los lleven al otro lado del océano.
  2. Acepten ayuda. Marlin nunca hubiera llegado al 42 de la calle Wallaby sin la ayuda de extraños… incluso los más improbables. Nadie puede hacer todo por sí solo.
  3. Salgan de la zona de confort. Es fácil vivir dentro de una pequeña burbuja (o anémona), pero Marlin aprendió más sobre sí mismo y sobre su paternidad durante su viaje épico hacia todo aquello que le provocaba temor.
  4. La glotonería es molesta. “Mío, mío, mío, mío”. Repite las molestas palabras de las gaviotas cada vez que tu pequeño tome un juguete y grite “¡mío!”.
  5. La importancia del trabajo en equipo. Desde Marlin + Dory hasta Nemo + la pandilla en el consultorio del dentista, el trabajo en equipo es más efectivo que una misión en solitario. Hay mucha colaboración y cooperación en Buscando a Nemo, y esa lección es importantísima.
  6. La importancia de la amistad. Una de las frases más célebres de la película es la que dice Dory cuando Marlin se siente triste y derrotado, de regreso a casa sin Nemo. Dory quiere que él se quede y dice: “mi memoria es mejor contigo. Lo sé porque lo siento… cuando te veo, y cuando te veo estoy… en mi hogar”. La amistad puede surgir en los lugares menos esperados.
  7. Ser bondadoso con los animales. Sino, terminarás como Darla…
  8. Las diferencias no nos definen. Uno de los detalles más poderosos de la película es el de las diferencias físicas sutiles: la aleta “feliz” de Nemo, el cuerpo marcado de Gill, la intolerancia al H2O de Sheldon, el tentáculo corto de Pearl… A su vez, los personajes presentan desafíos mentales: la falta de memoria a corto plazo de Dory, la adicción a la comida de Bruce, la fobia a los gérmenes de Gluglú… Sin embargo, todos los personajes son queribles y sus marcas los hacen más queribles aún.
  9. Tus padres nunca bajarán los brazos. Nunca.
  10. Nadaremos. La famosa canción de Dory es el recurso perfecto para atravesar la adversidad. Nadaremos, nadaremos, nadaremos… Sabias palabras, ¿no?

Artículo original: https://www.disneybaby.com/blog/12-life-lessons-from-finding-nemo/

More On
Artículo publicado hace 2 meses
Más de

Editores Babble