Home Default

Muchas veces nos peleamos con nosotras mismas por malcriar a nuestros hijos, pero el enojo dura lo que tarda en irse la vergüenza que nos provocan frente a otras personas. Entender algunas conductas que generan malos hábitos es clave
Publicidad
Publicidad